1. ¿ES LA NAVIDAD UNA FIESTA DIABÓLICA?

Brujas babilónicas y arboles sangrados

Unos diez años atrás visité una iglesia evangélica en la sierra de Huánuco la noche del 24 de diciembre. El pastor predicó fervientemente contra el gran pecado de celebrar la Navidad. Declaró que la Navidad es de origen satánico y pagano. Nos aseguró que una reina y bruja babilónica llamada Semíramis se había casado con un tal llamado Nimrod y así dio a luz a un hijo Tamuz. Este evento sucedió el 25 de diciembre. La mujer y su hijo fueron los fundadores de la idolatría mundial. De alguna forma la adoración de esta bruja-reina y su hijo se había confundido con la celebración del nacimiento de Jesucristo. Cuando celebran la Navidad, los cristianos realmente están adorando a una bruja pagana.

El año pasado una joven americana vino a vivir en Huánuco como voluntaria cristiana. Ella asistía a la iglesia evangélica de sus anfitriones huanuqueños. En una reunión de jóvenes, el pastor les explicó que los adornos del árbol de la Navidad representan a las cabezas decapitadas de cristianos. Aparentemente los paganos colgaban en los árboles las cabezas de sus victimas. Sin darse cuenta, al decorar un árbol de la Navidad realmente están recordando una práctica sangrienta pagana y anticristiana.

¡Abajo con la Navidad pagana!
Debido a todo esto muchos protestantes peruanos están dejando por completo la celebración de la Navidad. Recientemente, una gran denominación peruana ha prohibido a todos sus pastores de celebrar la Navidad en sus iglesias. Pueden hacerlo privadamente en casa, pero no deben promover este feriado desde el pulpito. No pueden decorar a sus santuarios para la temporada ni mostrar un árbol de la Navidad en sus iglesias.

Por supuesto, una denominación tiene todo el derecho de administrar sus asuntos internos como les parece bien. Si no quieren celebrar la Navidad, no tienen que celebrarlo. Si quieren prohibir a sus congregaciones de participar en este día, bueno, es su decisión. ¿Pero, sobre qué basan sus decisiones?

Predicando la sana doctrina
Ahora bien, se supone que los cristianos tienen alta estima por la verdad. Se supone que los líderes cristianos han tomado el tiempo suficiente para estudiar bien al fondo el asunto antes de tomar decisiones que van a afectar las vidas de millones de sus seguidores. Se supone también que los pastores han sido bien adiestrados. Se supone que los líderes del pueblo de Dios son conocedores de la Biblia, de la teología y de la historia secular y sagrada. Se supone que los predicadores tienen discernimiento y no son fácilmente llevados por cualquier cosa que leen y escuchen de otros. Se supone que las iglesias entrenan rigorosamente a sus ministros en como descubrir y verificar las cosas que leen y escuchen. Se supone que cuando un pastor evangélico hace una declaración pública y desde el pulpito, los congregantes pueden estar seguros de que su ministro es un hombre de discernimiento, ampliamente preparado y diligente en determinar la verdad. Se supone que hablan con base. Se supone que un pastor sabe de lo que habla.
Se supone.
Un experimento investigativo
Esto debe ser fácil de comprobar en cuanto a la Navidad. ¿Qué tal si hagamos juntos lo que todo pastor responsable debe hacer cuando es confrontado con nuevas ideas importantes?

Digamos que usted escuche por la primera vez ese sermón que yo escuché diez anos atrás. Le viene a la mente las siguientes preguntas: ¿Quiénes son Semíramis, su esposo Nimrod y su hijo Tamuz? ¿Realmente son los fundadores de la idolatría mundial? ¿Es verdad que la Navidad tiene su origen en el nacimiento del niño Nimrod?

1. Lo primero que uno debe hacer es orar. En Juan 16:13 Cristo prometió guiar a sus discípulos a toda la verdad ¿Qué tal si usted ore en este momento y pida que Dios nos guía a toda la verdad?

2. ¿Lo ha hecho? Muy bien. Ahora, el siguiente paso será investigar los datos.
El nombre Nimrod suena conocido. Busca en su concordancia y descubrirá este versículo en Génesis 10.8 “8Y Cus engendró a Nimrod, quien llegó a ser el primer poderoso en la tierra… ”

Muy interesante. La Biblia no menciona ni a su esposa ni a su hijo pero sí dice que Nimrod fue “el primer poderoso,” un cazador y fundó ciudades. Hay que investigar más acerca de este Nimrod

Para más información un diccionario bíblico sería útil. El Nuevo Diccionario Bíblico Certeza es un recurso de confianza escrito por eruditos evangélicos de renombre como el Dr. J. I. Packer y F. F. Bruce. En la página 949 usted lee un artículo sobre Nimrod. No menciona nada de su esposa ni de su hijo pero sí dice:
“Muchos entendidos lo comparan, por lo tanto, con Sargón de Agade, ca. 2300 a.C., que fue gran guerrero, cazador y gobernante… Aún no es posible llegar a una identificación total.”

Posiblemente, el Nimrod de la Biblia es el Sargón de Agade de la historia. Nimrod habrá sido el nombre hebreo del mismo Sargón. Esto es significante. Sargón de Agade era el primer emperador conocido. Él podría haber sido el mismo “primer poderoso” de la Biblia.

¿Cuándo vivía Sargón de Agade?

Él vivía 2,300 antes de Jesucristo. El Nimrod bíblico habrá vivido en este tiempo o aun antes. Es significante que Nimrod existía antes de los imperios de Babilonia y Asiria. 2,300 a.C. Muy bien, apunta esa fecha, va a ser importante en un momento.

3. Paso dos es descubrir la identidad de Semíramis.
Su nombre no aparece en la Biblia ni tampoco en los diccionarios bíblicos. Usted tendrá que buscar su nombre en fuentes seculares de historia. La historia no es un tema secreto. Es ampliamente documentada y minuciosamente estudiada. La información es abierta. No tienes que ser un graduado de la universidad para conocerla. Es fácil de comprobar datos históricos con libros respetados y reconocidos.

Una enciclopedia de historia es un buen comienzo. Usamos esta vez la Historia Visual del Mundo versión en español publicado por la editorial Parragon Books. (Hay muchos otros buenos. Uso esto porque lo compré en Perú y lo tengo a la mano.) Usted puede comprobar estos datos personalmente con cualquier libro confiable de historia antigua.

En la página 39 usted lee que Semíramis ciertamente era una reina pero no de Babilonia sino de Asiria. Asiria era un imperio distinto de Babilonia en el norte de Iraq moderno. La verdadera Semíramis tomó el trono después de la muerte de su esposo Assurnasirpal. Por unos años ella gobernó como regente de este gran imperio hasta que su hijo Adad-Nirari alcanzó la madurez. “Incluso después Semiramis siguió ejerciendo una gran influencia en el gobierno de Asiria.”

Muy interesante, su esposo de Semíramis no se llama Nimrod sino Assurnasirpal y su hijo no se llama Tamuz sino Adad-Nirari. Ahora la pregunta más importante.
¿Cuándo vivía Semíramis?

La historia dice que ella reinaba brevemente desde 810-806 a.C. (Ochocientos diez a ochocientos seis años antes del nacimiento de Jesucristo).
¿Cuándo vivía Nimrod? Por lo menos 2,300 a.C. ¿Cuánto es 2300 menos 800?

Fascinante, ¿no? La reina Semíramis vivió por lo menos mil quinientos años después de Nimrod. ¡Habrá sido difícil casarse con un hombre que vivía un milenio y medio antes de su esposa!

En la historia, la verdadera reina Semíramis es conocida por sus logros políticos en el imperio de Asiria. Los historiadores nunca mencionan nada de que ella fundó una nueva religión de idolatría. Al contrarío, la idolatría existía por miles de años antes de Semíramis. ¡Decir que Semíramis fundó la idolatría babilónica, es como decir que Keiko Fujimori se casó con Cristóbal Colon, dio a luz a Miguel Grau y juntos fundaron la adoración de Tayta Inti! No tiene razón.

3. Usando este mismo método usted busca el nombre “Tamuz” en la enciclopedia de historia. Supuestamente él era el hijo de la reina Semíramis. Aunque los historiadores dicen que su hijo de Semíramis se llamaba Adad-Nirari, el pastor declaró que su hijo se llamaba Tamuz. Sin embargo, no hay ni un “Tamuz” enumerado en la lista de todos los personajes históricos. Tamuz no es el nombre de una persona real.

Finalmente, en una enciclopedia general usted encuentra el nombre Tamuz en la sección de mitología antigua. Tamuz no fue un hombre, fue una deidad de Babilonia. Tamuz no fue el hijo de una reina en Asiria. Fue un antiguo dios de vegetación en babilonia. El dios Tamuz fue el amante favorito de la diosa de fertilidad Ishtar. Ishtar no es la misma persona como Semíramis. Ishtar fue adorada miles de años antes que nació Semíramis.

En preparación para este articulo, revisé un libro de la cultura de los babilonios y asirios. Su titulo en ingles es “Babylon and Assyrians, Life and Customs” -“Los babilionios y asirios, vida y costumbres” escrito por Rev. A. H. Sayce. El autor era profesor de Asiriología (el estudio de la Asiria antigua) en la universidad de Oxford, uno de las universidades más prestigiosas del mundo. Era un experto, una autoridad en el tema de Asiria. Él sí sabe lo que habla.

El profesor Sayce explica en gran detalle la historia, política, costumbres y las religiones de los pueblos de Babilonia y Asiria. Explica la identidad de Tamuz como un pastor joven hermoso y un dios de vegetación. Pero, no hay nada en el libro que concuerda con el cuento del pastor. No hay ninguna referencia, con el Nimrod de la Biblia ni con la reina Semíramis de Asiria en relación con este dios Tamuz de Babilonia. La fecha del 25 de diciembre no se menciona ni una vez en conexión con ninguno de los tres. No hay ninguna evidencia que el 25 de diciembre ha sido un día sagrado para los babilonios o los asirios.

Resumen: Semíramis, Nimrod y Tamuz
En pocos minutos de lectura usted descubre que el mensaje del pastor no tiene fundamento en la verdad. Cada punto de lo que él dijo fue falso. Al considerarlo, parece increíblemente confundido.

¡Supuestamente una reina histórica de Asiria se casa con un cazador de la Biblia (que existía un milenio y medio antes que ella nació) y da a luz a un dios mitológico de babilonia! Juntos ellos establecieron la idolatría mundial, incluso la adoración de su propio hijo Tamuz quien fue venerado por otros pueblos miles de años antes que Semíramis siquiera existía.

¡De nuevo, todo eso es el equivalente de decir que la actual Primera Dama peruana se casó con el revolucionario Tupac Amaru y dio a luz al dios incaico Wiracocha! Lo más increíble de este incoherente y absurdo cuento es que muchos pastores y cristianos lo están creyendo y repitiendo como si fuera realidad.

Ese pastor no inventó ese cuento del aire. Él lo aprendió de otros. Quizás lo escucho en la radio o la televisión. Quizás él lo leyó en uno de esos cómicos cristianos o libritos sensacionalistas. Es una historia que yo mismo he escuchado y leído varias veces. Como hemos visto, también es una historia totalmente falsa y profundamente confundida. Es perpetuada por individuos, organizaciones, y predicadores descuidados con la verdad. Es una mancha en el testimonio de la comunidad evangélica. Con razón, muchos nos acusan de ser ingenuos. En la opinión popular, los evangélicos son fáciles de engañar con los rumores más fantásticos.

¿Cómo podemos evitar ser engañado por ese tipo de cuentos absurdos y sensacionalistas? ¿Cuando vamos a entrenar a la gente a estudiar la verdad por si mismos y no solamente repetir lo que oyen de otros? ¿Cuándo vamos a exigir veracidad en el pulpito? ¿Cuándo aprenderemos discernir entre fuentes de confianza y chatarra religiosa? ¿Cuándo dejaremos la “teología de cómicos” y tener una teología bíblica y seria? ¿Cuándo vamos a madurarnos y pensar como adultos? Son cuestiones que todo creyente sincero debe preguntarse.

Ahora, quizás mi amigo predicador tenía la razón esa noche. Quizás en las páginas de un cómico él ha descubierto alguna verdad secreta que fue escondido de todos los expertos del mundo por los siglos de los siglos. Pero, le pregunto hermano, ¿realmente es probable eso?

¿Quién sabe mejor, los historiadores profesionales quienes dedican sus vidas enteras al estudio e investigación de la antigüedad y quienes tienen que defender sus posiciones con datos fijos ante otros estudiosos, o el hombrecito quien dedicó casi diez minutos a leer un cómico cristiano sobre el tema, y no tiene nadie quien va a cuestionar lo que dice públicamente?

Honestamente, ¿Cuál de los dos es más confiable?

Arboles sangrientos
Tomamos ahora el cuento de las cabezas de cristianos colgados en el árbol de la Navidad. Nunca se mencionó quienes eran los paganos quienes supuestamente persiguieron a los cristianos en esta forma tan horrible. Pero, ciertamente hallaremos los detalles al estudiarlo seriamente.

Sería bueno consultar una obra de historia de la Iglesia como los dos tomos de La Historia del Cristianismo por Justo González. Este texto fue escrito por un conocido historiador evangélico cubano, ha sido traducido al inglés y es usado en cientos de institutos bíblicos y seminarios cristianos en dos continentes.

Se registra muchas persecuciones aquí en sus libros de Dr. González, pero no hay ninguna mención de paganos colgando las cabezas de los cristianos en arboles. Mucho menos hay record de que decapitación es la raíz de la costumbre de decorar el árbol de la Navidad.

De hecho no se puede encontrar este relato de colgar cabezas cristianas en arboles en ninguna obra conocida de historia sagrada ni secular. Las enciclopedias no lo mencionan. Los libros de la historia no lo mencionan. Algo, tan grafico y violento debe ser documentado en las páginas de la historia.

¿Por qué no hay ni siquiera un record escrito de esta practica sangrienta? ¿Es posible que los líderes de los grupos de jóvenes sean más conocedores de la verdadera historia del Cristianismo que todos los demás eruditos cristianos y seculares en el mundo? ¿Cómo les llego a ellos este conocimiento secreto que nadie parece haber escuchado antes?

¿Cuál es el origen verdadero del árbol de la Navidad?
De nuevo, consultamos fuentes confiables de la historia. Una enciclopedia sencilla será suficiente. Usted puede confirmarlo en una enciclopedia en español. Usaremos aquí una respetada enciclopedia familiar en inglés, el famoso “World Book,” Volumen 3, pagina 415. La traducción al español es mía.

“El árbol de la Navidad probablemente surgió en el Alemania medieval del “Árbol de Paraíso,” un tipo de pino. Este árbol fue decorado con manzanas rojas y usado en una drama navideña popular de Adán y Eva. Por el año 1,605 d.C. muchas familias alemanes decoraban sus hogares con arboles verdes por la navidad. Ellos decoraron los arboles con frutos, nueces, velas prendidas, y rosas de papel. Luego las decoraciones incluyeron cascaras de huevos pintadas y varias galletas y dulces. Una estrella se pone encima de muchos arboles de la Navidad y otras presentaciones navideñas. Ella representa la estrellas que guio los tres Magos al estabulo en Belén donde nació Jesús.”

En resumen, el árbol de la Navidad es una costumbre cristiana de la edad media. Sus precursores eran los arboles de paraíso de las dramas religiosas de los cristianos norte-europeos. No tiene ninguna asociación con la masacre de cristianos. Nunca fue utilizado para colgar cabezas. Al contrario para miles de cristianos es un símbolo del nacimiento de su señor y salvador Jesucristo.

Vale notar la opinión de Martin Lutero, el padre de la reforma Protestante y critico arduo de la Iglesia Católica Romana. Con toda su oposición a los errores del Catolicismo medieval, Martin Lutero nunca se oponía a la celebración de la Navidad. Porque esta fiesta se centra en la venida del salvador al mundo. Hasta hoy, los luteranos son conocidos por sus celebraciones gozosos de la Navidad. Fueron los inmigrantes alemanes cristianos quienes introdujeron el árbol de la Navidad a Norteamérica en los 1800. De allí llegó a ser parte de la cultura norteamericana. Por medio de las películas estadounidenses todo el mundo ha escuchado de esta costumbre.

No solo los luteranos sino también los anglicanos, los metodistas, los nazarenos, los presbiterianos, aún la mayoría de las denominaciones pentecostés, y de hecho casi todas las iglesias protestantes en el mundo observan la Navidad y otros feriados centrados en la vida de Jesús.

Si a algunos cristianos no les gusta los arboles de Navidad, nadie les obliga usarlas. ¿Pero, por qué algunos difundan rumores totalmente falsas en cuanto a su origen? ¿Por qué calumnian a sus hermanos cristianos con falsas acusaciones de idolatría? ¿Cómo Dios es glorificado por una mentira?

Simbolismo y paganismo
Muy bien, el árbol de la Navidad no es de origen pagano. Pero, si una costumbre cristiana actual fuera asociada de alguna forma con paganismo en un tiempo, ¿eso significa que los cristianos modernos deben abandonarlo? No. Aunque una costumbre hubiera tenido una asociación pagana una vez siglos atrás, eso no requiere que los cristianos modernos la renuncian hoy.
Una costumbre es un símbolo. El valor de un símbolo depende en su significado actual. No importa lo que habrá representado en tiempos pasados. ¿Qué representa ese símbolo actualmente a las personas que la usan? Símbolos no tienen valor fuera de su uso. Un símbolo es vacío sin una comunidad de personas que lo llenan con sentido. Aparte de la comunidad que la interpreta, un símbolo no significa nada en si.

El idioma castellano procede del Latín de Roma, un imperio pagano. Muchas palabras españolas tienen raíces paganas. El día “lunes” honraba la diosa de la luna, “martes” al dios de la guerra Marte, y así. ¿Acaso por eso los cristianos están honrando a los ídolos cuando usan estas palabras para indicar el día de la semana?

¡Por supuesto que no! La historia de la palabra no determina su significado actual. (La falacia entomológica es un error básico de la lógica, por se acaso.) Para los cristianos Cristo es el Señor de todos los días de la semana, cualquier que habrá sido la intención de sus antepasados.

El castellano fue también influenciado por el árabe de los musulmanes moros quienes dominaron a la España durante siglos. La expresión “Ojala” proviene de la oración islámica “O Alá”. El usar esa palabra, ¿estamos orando a Alá, el Dios de Islam? ¡Nada que ver! Solo estamos expresando nuestra esperanza que algo suceda.

El punto de estos ejemplos es que el valor de un costumbre es el valor que sus observadores lo dan. Símbolos cambian su significado con el tiempo y las personas quienes los usan. Si alguna costumbre fue pagano para los idolatras pero hoy los cristianos lo utiliza para glorificar a Cristo, ¿Es ese costumbre ahora pagana? No.

Tal sería el ejemplo de la carne sacrificada a los ídolos. Un ídolo no es nada (1 Corintios 10:19). Los cristianos del Nuevo Testamento tenían el derecho de comer carne sacrificada a los ídolos que se compraba en el mercado (1 Corintios 10:25-26) “porque del Señor es la tierra y su plenitud.” Pero si algún incrédulo sienta que están haciendo algo pagano en comer la carne dedicada a los dioses falsos, entonces el cristiano no debe de comer esa carne con ellos. El asunto no era la carne en si. El asunto era el significado que la gente daba a la carne. Para el pagano la carne es parte de su rito idolatra. Para el cristiano la carne es comida del Señor.

En cuanto a los costumbres cristianos se aplica el mismo razonamiento. No importa lo que habrán significado los símbolos en otros tiempos. Hay que determinar su significado actual a los practicantes. No hay un poder inherente dentro de un símbolo a solos.

Francamente, cualquier niño de familia cristiana en Norteamérica u Europa le podría explicar a usted el significado verdadero de su Árbol de la Navidad. Nuestras madres nos cuentan estas cosas desde nuestra infancia. El color verde simboliza la vida eterna en Cristo. El rojo significa su sangre preciosa de Jesús. La estrella significa la estrella de Belén que nos guía a Jesús. Los símbolos de los adornos corresponden a los títulos de Cristo. La vara de azúcar recuerda de Cristo, el buen pastor. Las luces significan a Cristo, la luz del mundo. Los globos simbolizan el fruto del árbol de la vida eterna que Cristo nos da por la fe. Los regalos se acuerdan de los tres regalos de los Magos y el regalo más grande de todo que es Cristo. Eso es su significado verdadero porque eso es lo que el árbol de la Navidad expresa para las familias, comunidades e iglesias que la usan.

Si los niños ven esto, ¿por qué es tan difícil para algunos adultos aceptar?

¿Son paganos los cumpleaños?
Las sectas no cristianas como los Testigos de Jehová prohíben la celebración de cumpleaños. Ellos argumentan que en la Biblia solo se ve la maldad en los cumpleaños. En su cumpleaños Faraón mató su panadero y Herodes mató a Juan el bautista. Por lo tanto, Dios odia a los cumpleaños. Los cristianos hacen mal al celebrar los cumpleaños de sus niños. Hacen peor en celebrar el cumpleaños de su Salvador.

Este pensamiento confundido no se limita a las sectas. Varios cristianos protestantes, evangélicos y pentecostés en el Perú están usando estos mismos argumentos de los grupos herejes. Iguales a las sectas, algunos cristianos aquí condenan otros por participar en el paganismo del cumpleaños de Jesús.

Espero que usted, como lector, ya percibe los errores de razonamiento en estos argumentos anteriores. El hecho de que dos reyes hicieron mal en sus cumpleaños no significa que Dios prohíbe a los cumpleaños por completo. La relación entre sus hechos de estos reyes y la fiesta de sus cumpleaños no tiene nada que ver con lo que los cristianos pueden o no pueden hacer. Pretender que dos eventos desconectados establecen una regla prohibitiva es una falla absurda de lógica básica.

En asuntos que no son obviamente cuestiones de moralidad, lo que la Biblia no prohíbe, nos permite hacer. La Biblia no prohíbe el uso de instrumentos musicales en el culto. Por lo tanto los cristianos puede usarlos. No lo manda en el Nuevo Testamento usar instrumentos, pero tampoco lo prohíbe. La Biblia no prohíbe el uso de edificios para cultos. No lo manda pero tampoco lo prohíbe. Por lo tanto, podemos tener santuarios.

No hay ni un versículo en la Biblia que prohíbe celebrar el día de nuestro nacimiento. Tampoco nos prohíbe celebrar el nacimiento de nuestro Redentor Jesucristo. Verdad, no nos manda el Nuevo Testamento a observar el cumpleaños de Jesús. Pero, tampoco lo prohíbe. Y lo que no se prohíbe, es permitido. Tenemos libertad cristiana para glorificar a Dios en nuestro calendario.

Diferentes días, el mismo Señor
E apóstol Pablo hablo de esto en la escritura.
“Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. El que hace caso al día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace…” Romanos 14:5-6

Algunos cristianos del Nuevo Testamento observaban ciertos días sagrados en devoción a Cristo. Probablemente eran judíos convertidos quienes consideraban las fiestas de judaísmo como una forma apropiada de adorar a Dios. Otros cristianos gentiles no tenían tal costumbre. Pablo reconoció que los dos grupos vivían sus vidas para el señor.

El Apóstol Pablo exhorta la madurez y toleración entre cristianos de diferentes trasfondos. Nos advierte del pecado de condenar nuestros hermanos cristianos sobre trivialidades.
“Pero tú, ¿Por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿Por qué menosprecias a tu hermano? Por qué todos compadeceremos ante el tribunal de Cristo.” Romanos 14: 10

Haríamos bien obedecer a nuestras Biblias que nos mandan,
“Así que, ya no nos juzguemos más los unos a los otros, sino más bien decid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano.” Romanos 14:13

¿Cuál es el origen verdadero de la Navidad?
Los cristianos primitivos creían en honrar a Dios con su tiempo. Como los judíos antes, los cristianos veían los ciclos de días, semanas, meses y el año entero como una oportunidad de celebrar el señorío de Cristo sobre el tiempo mismo. El día de reposo (sábado) había sido sagrado para los judíos. El domingo fue sagrado para los cristianos porque Cristo resucitó en ese día.
Los cristianos recordaron los eventos principales de la vida de Jesús anualmente. El feriado más antiguo y más importante fue la pascua. La pascua cristiana brotó de la pascua judía igual como el domingo cristiano había brotado del sábado judío.
Cada año los cristianos se acordaban de la última semana de la vida de Jesús culminando en su muerte en viernes y su resurrección en domingo. Muchos convertidos fueron bautizados en este día en identificación con su Salvador.
El famoso historiador protestante Philip Schaff escribe que la Pascua “ciertamente es la fiesta más antigua y más importante de la iglesia. Puede ser trazado hasta el primer siglo, o por lo menos hasta el medo del segundo siglo, cuando fue observado universalmente.” (History of Christianity, Volume 2, Philip Schaff. la traducción es mía)

Aparte de la Pascua, el bautismo de Jesús fue el próximo evento de ser recordado por los cristianos primitivos. La iglesia del este, donde se hablaba el griego y el arameo, siendo más cerca de Israel, fue más influenciada por los cristianos judíos. Desde muy temprano, estos cristianos judíos e orientales celebraban el bautismo de Jesús en el 6 de enero. También, en esta fecha recordaron la revelación de Cristo al mundo en la venida de los tres Magos. Con el tiempo, comenzaron a celebrar el nacimiento de Cristo en el 6 de enero. Cada uno de estos tres eventos bíblicos enfatiza la apariencia de Cristo al mundo. El 6 de enero fue llamado la Epifanía (“la manifestación”) del Cristo al mundo. Era el segundo más importante feriado de la iglesia oriental, después de la Pascua.
Al crecer el cristianismo en el occidente romano y latín hablante, creció también esta costumbre oriental de celebrar el 6 de enero. Eventualmente la Epifanía fue adoptada por los cristianos del oeste. Muchos nuevos convertidos fueron bautizados en el 6 de enero como su Señor. Vale recordar que celebraron tres eventos significantes de la vida de Jesús en ese día.

En el cuarto siglo después de Cristo, los cristianos del oeste habían movido la celebración del nacimiento de Cristo al 25 de diciembre. Continuaron observando el bautismo de Jesús en el 6 de enero con la iglesia del oriente. Pero movieron la celebración a su nacimiento al 25 de diciembre, exactamente 12 días antes de la Epifanía. Su nombre de esta nueva fiesta proviene del latín y significa “el nacimiento.” La primera mención escrita de la Navidad en el oeste se encuentra en un sermón del pastor Crisóstomo predicado en el 25 de diciembre 386 d.C. en Antioquia.

Pero ¿no fue el 25 de diciembre una fiesta pagana?
Los romanos observaron varios días de fiesta al final de cada año, incluyendo la fecha del 25 de diciembre. Fueron días de “vacaciones” para todos, libres y esclavos iguales. Como todo evento publico, estas fiestas naturalmente fueron celebraciones del paganismo predominante. (Aunque estos feriados romanos no tenían relación ninguna con una reina asiria, un dios babilonio ni un cazador bíblico.) Entonces, en un sentido, sí, los cristianos celebraron el nacimiento de Cristo en la misma fecha cuando los paganos estaban en medio de sus fiestas idólatras.

Pero, acuérdese usted que los cristianos condenaban duramente al paganismo greco-romano. Los paganos habían encarcelado, torturado y matado a los cristianos de los primeros siglos por no unirse en la idolatría. Los sermones y escritos cristianos del cuarto siglo están llenos de denuncias de la idolatría popular de la sociedad. ¿Por qué los cristianos celebrarían lo que ellos mismos estaban condenando tan severamente?

El alternativo cristiano
Al celebrar el nacimiento de su Salvador durante esa temporada, los cristianos no estaban uniéndose al paganismo. Al contrario, ellos hicieron un poderoso alternativo cristiano a la fiesta pagana. Ellos condenaban a la idolatría de Roma en celebrar la venida de Cristo.

Es algo parecido a la costumbre de muchas iglesias evangélicas norteamericanos de ofrecer una “fiesta de cosecha” en sus iglesias en el 31 de octubre en vez de las celebraciones macabras seculares de Halloween. Seria injusto acusar a esas iglesias norteamericanas de ser “satánicas” porque ellas celebran una fiesta sana y alternativa en una fecha cuando otros hacen mal. Igual, es injusto e históricamente falso acusar a los cristianos antiguos de ser paganos por celebrar el nacimiento de su salvador en el mismo día que los idolatras adoraban a sus dioses.

Al celebrar la Navidad en el 25 de diciembre, los cristianos proclamaron el señorío de cristo sobre esa fecha. El 25 de diciembre no pertenece a un dios pagano. El 25 de diciembre pertenece a Jesucristo, el señor de señores y el rey de los siglos. Es verdad para todos los días en el calendario. Es lo que proclama la Iglesia en celebrar la venida de Cristo.
Conclusiones
Si no desean celebrar la Navidad, los cristianos en este país no están bajo ninguna obligación bíblica hacerla. Hoy en día, la gran mayoría de las iglesias protestantes y evangélicas del mundo observan los feriados asociados con la vida de Jesucristo. Los protestantes de otros países celebran la Navidad, la Epifanía, la Pascua, y el Pentecostés, no porque ellos son idólatras y paganos. No son parte de una religión babilónica. No los celebran porque son personas diabólicas, inmorales y malvadas. Los celebran porque aman a Jesucristo, quieren recordar los eventos importantes de su vida. Le quieren adorar con su tiempo igual como los cristianos a lo largo de toda la historia.

Derechos y Deberes
Si algunos quieren diferenciarse de sus hermanos en lo demás del mundo, si quieren dejar sus santuarios vacíos y sin adorno navideño, si quieren cerrar las puertas de sus iglesias, e imitar a las sectas en ignorar el 25 de diciembre, y no celebrar nada cuando lo otros cristianos están gozándose en el Señor, bueno ellos tienen todo el derecho de hacerlo.

Sin embargo, ellos no tienen el derecho de propagar mentiras. No tienen el derecho de difamar a otras iglesias y distorsionar a la historia del cristianismo. El octavo mandamiento prohíbe el falso testimonio. “No hablaras contra tu prójimo falso testimonio.” (Éxodo 20: 16)

Al presentar falsa información en cuanto a los origines de la Navidad algunos están hablando falso testimonio contra, no solo a sus prójimos, sino a sus hermanos en la fe. Esto ciertamente no es el espíritu de Cristo.

No tenemos el derecho de desfigurar los orígenes de esta celebración plenamente cristiana. Sus raíces de la Navidad no son de un acuerdo cristiano con una supuesta mezcla de religión babilónica. La Navidad surgió dentro de la iglesia cristiana antigua como una forma de recordar la encarnación y nacimiento de su salvador. No fue un consentimiento al paganismo, sino un triunfo sobre ello. La Navidad celebra a Jesús, el hijo de Dios, el hijo de hombre, el salvador del mundo.

Los cristianos que desean celebrar la venida de su Salvador tienen todo la libertad en Cristo hacerlo.

¡FELIZ NAVIDAD!

Referencias:

El Nuevo Diccionario Bíblico Certeza por editorial Certeza

Historia Visual del Mundo por Paragon Books

La Historia del Cristianismo por Justo González.

The History of Christianity, vol. 1 “§16. CHRONOLOGY OF THE LIFE OF CHRIST” por Philip Schaff, versión digital

The History of Christianity, vol. 2, “§ 64. THE EPIPHANY” por Philip Schaff, versión digital

The World Book Encyclopedia, Vol. 3: “Christmas” por Robert J. Myers

Babylon and Assyrians, Life and Customs por Rev. A. H. Sayce, versión digital

Posted in Uncategorized | Leave a comment

2. UNA CONSPIRACIÓN DIABÓLICA DE DESTRUIR EL MUNDO

Existe una tendencia sensacionalista en la comunidad evangélica en el Perú. Se escucha cuentos fantásticos en las bancas, desde el pulpito, en escritos evangélicos y hasta en la radio y televisión cristiana. Esos cuentos muchas veces se centran en conspiraciones globales diabólicas. Las historias de conspiración son persuasivas, confirman lo que siempre sospechamos, asustan a los mundanos y muchas veces les atraen a la iglesia. El único problema es que nuestros cuentos son falsos. Estamos predicando mentiras, hermanos.

En otro artículo examinamos unos mitos populares del origen pagano de la Navidad. Supuestamente, “la Navidad es la celebración del nacimiento de Tamuz a la reina Semíramis, la esposa del rey babilónico Nimrod, los fundadores de la idolatría mundial.” En realidad, Nimrod y Semíramis no eran de la misma cultura, ni siquiera vivían en el mismo milenio. Y Tamuz nunca era una persona real, sino un dios mitológico. Navidad fue formada por la iglesia cristiana en el cuarto siglo para celebrar el nacimiento de Jesucristo. La Navidad fue un desafío cristiano contra el paganismo popular, no fue un consentimiento a la “idolatría babilónica.” Diez minutos con una enciclopedia corregiría esos errores. Ante el estudio más simple de la historia, esos mitos se exponen como deformaciones absurdas de la verdad. Cualquiera persona que enseña tales fábulas revela una profunda ignorancia de la historia antigua y un peor desconocimiento de la iglesia primitiva.

Lamentablemente, algunos pastores evangélicos enseñan estas fantasías grotescas como si fueran verdades históricas. Esto exhibe al mundo la terrible falta de preparación de nuestros líderes. Peor aún, revela que la educación y la cultivación de las virtudes intelectuales no han sido una prioridad en muchas iglesias y denominaciones evangélicas de este país. En el vacío intelectual ha entrado mucha chátara espiritual.

Fuentes de la falsedad
¿De dónde salieron estos cuentos falsos? No del Perú mismo, aunque muchos cristianos peruanos han sido muy listos creerlos. Parecen ser un puñado de personas relacionadas quienes han difundido estos mitos. Aquí, examinamos cuatro de estas fuentes más influénciales en el Perú. El primero es Jack T. Chick, un artista y publicador de folletos de evangelismo. El segundo es español Alberto Rivera, el protagonista de la serie de revistas “Padre Alberto” publicado por Jack T. Chick. El tercero es el libro “Babilonia: religión misteriosa” escrito en 1966 por el evangelista americano Ralph Woodrow. El último y la fuente original de mucha de esta información errónea es el libro “Los Dos Babilonias” escrito en 1853 por el pastor escoses Alexander Hilsop.

Jack T. Chick
Jack T. Chick es el famoso publicador de folletos, revistas y libros cristianos al estilo cómico. Desde un punto de vista evangelistica, algunos de sus folletos son de valor. Es cierto que los cómicos comunican su mensaje en una forma atractiva. En cuanto a que su mensaje sea verídico, los cómicos son buenos. Sin embargo, el Sr. Chick se inclina al sensacionalismo y las teorías de la conspiración. Ha publicado mucha materia problemática.

Alberto Rivera
El personaje de Chick más conocido en el mundo latino es Alberto Rivera. Jack Chick publicó por lo menos 6 revistas basadas en su testimonio de Alberto Rivera. Hasta hoy, esas revistas son ampliamente vendidas en el Perú, ganando así mucho dinero al publicador y al autor. La siguiente información es basada en su testimonio escrito en esas revistas.

“Padre Alberto” Rivera nació 1937 en España y dice haber sido criado en un seminario católico desde los 7 años donde fue entrenado para el sacerdocio. Rivera cuenta que él fue ordinado a ser un sacerdote jesuita y llego a ser un obispó clandestinamente. Dice que él fue un agente secreto del Vaticano infiltrando y destruyendo a iglesias no-católicas en todo el mundo a través del movimiento ecuménico. Testifica que trabajó con “espías jesuitas como Kathryn Kuhlman y Jim Jones.” (Kuhlman fue una predicadora carismática independiente. Jones fue el líder de una secta fanática que cometió suicidio en la selva de Guayana.) Alberto llegó a trabajar bajo el Papa mismo en Roma. Allí, él descubrió que la iglesia Católica Romana se había unido secretamente con los comunistas, los masones, el Ilumínate, el movimiento carismático.

La Historia Oscura del Mundo
Conforme a Rivera, los jesuitas son responsables por la creación de comunismo y nazismo. Comunistas y Nazis se mataron por los millones en la segunda guerra mundial, pero Alberto dice que los jesuitas comenzaron esa guerra también. Además, los jesuitas provocaron la Masacre de Jonestown (cuando los seguidores de Jim Jones cometieron suicidio). Los jesuitas asesinaron a los presidentes Abraham Lincoln y John F. Kennedy (un católico). Rivera dice que los jesuitas crearon la Santa Inquisición. (En realidad, la Inquisición comenzó en 1231 d.C. bajo el Papa Gregorio IX. Los jesuitas recién se formaron en 1534 d.C. por Ignacio Loyola, 303 años después del comienzo de la inquisición. La Inquisición española fue administrada por los dominicanos y los franciscanos, no los jesuitas.)

Conforme a Alberto Rivera, la Iglesia Católica formó el Islam a través de una agente secreta llamada Khadijah bint Khuwaylid, una monja católica y su primera esposa del profeta Mahoma. Hasta el vaticano organizó el intento de matar al Papa Juan Pablo II en 1981 con el fin de engendrar simpatía mundial para el Papa. (Imagínate, ¡tomar una bala para que la gente te tenga pena!) Increíblemente, Alberto Rivera dijo que la Iglesia Católica quiere esparcir el homosexualismo y el aborto en el mundo. (A pesar de que los católicos son los oponentes mas vocales contra el aborto y el matrimonio de homosexuales en los Estados Unidos.)

En su testimonio, Alberto Rivera dice que él renunció el catolicismo públicamente ante 50,000 personas en un estadio en Guatemala. Los jesuitas le llevaron a España donde le torturaron a Alberto casi hasta la muerte. Encarcelado, él entregó su vida a Jesús y escapó milagrosamente de España. Fue a Londres donde rescató a su hermana, una monja quien casi murió en un convento británico. Llegó a los Estados Unidos donde supuestamente estaba corriendo de lugar en lugar escapando de los asesinos jesuitas. Eso fue su historia de Alberto Rivera.
La realidad es otra
A los fines de los 1970 y comienzos de los 1980 sus cuentos fantásticos y acusaciones de Alberto habían causado mucha controversia. La Iglesia Reformada, el editorial Zondervan (de editorial Vida), y la junta directiva de las Iglesias Bautistas del Sur (la denominación protestante norteamericana más grande) todos prohibieron la venta de sus materiales en sus liberarías cristianas. La Liga Católica de Derechos Civiles y Religiosos pidió al Fiscal Superior del Estado de California a investigar a Jack T. Chick y Alberto Rivera por “propaganda falsa y fraude del consumidor.”

Investigaciones y revelaciones
Las revistas “Cornerstone” y “Forward” hicieron investigaciones en la vida de Alberto Rivera. Forward era la revista de un ministerio apologética contra las sectas y falsas religiones. Finalmente en 1981, la revista “Christianity Today” (“Cristianismo Hoy”) publicó un reporte investigativo de la vida y ministerio de Alberto Rivera. (Vale notar que esta revista era y es la publicación evangélica más grande, más leída y más respetada en los Estados Unidos.) Si este hombre estaba diciendo la verdad, las investigaciones hubieran encontrado bastante evidencia confirmando su historia.

Lo que han descubierto es una larga historia de fraude, estafa, un record policial, falsificación de grados superiores, abuso serio de su familia, y muchas mentiras. La siguiente información es una traducción y resumen de esos artículos. El lector debe leer los originales en ingles para más información detallada. Son enumerados en la bibliografía al final de este articulo.
Fraude, robo y mentiras

En 1981 en California Cesar Ramírez hizo litigio contra Alberto Rivera por fraude de inversión de dinero en propiedad comercial en Huntington Park, California. Alberto recibió $2000 dólares del Sr. Ramírez para inversión pero nunca compró la propiedad. Cuando Sr. Ramírez le pidió devolver su dinero, Alberto le escribió un recibo para $2000 dólares de donaciones a su ministerio. Un truco viejo.

Los records públicos muestran que en 1965 la policía de Hoboken, Nuevo Jersey hicieron una denuncia criminal contra Alberto Rivera por escribir cheques falsos. Alberto Rivera también dejó deudas no pagadas en esa ciudad en exceso de $3000.

En octubre del 1967, Alberto trabajaba en la sede de la Iglesia de Dios de Profecía en el estado de Tennessee. Allí Alberto recaudaba fondos para un instituto superior en Terrassa, España. Cuando la Iglesia de Dios de Profecía escribió a tal instituto en España, recibieron esta respuesta: El instituto sí, le habían dado una carta para recoger fondos, pero solo para el mes de julio (cuatro meses antes). Luego el instituto descubrió que mientras Alberto Rivera “decía haber sido un sacerdote Católico, nunca lo había sido.” Dijeron que Alberto había dejado deudas en el nombre de la parroquia de San Lorenzo y que la policía española le buscaba por estafa.

En una carta al departamento de Justicia (de los Estados Unidos), el Rev. Charles Hawkins de la Iglesia de Dios de Profecía declaró que su banco de Alberto le había contactado a la Iglesia porque Alberto había escrito un cheque a las aerolíneas Delta en una cuenta bancaria cerrada.

En 1969 había dos denuncias criminales contra Alberto en DeLand y Ormond Beach Florida. La primera denuncia por el robo de una tarjeta de crédito. La división criminal de Banco de América reporta que él cobró $2000 en la tarjeta robada. La segunda denuncia fue por “el uso no autorizado de un automóvil,” el cual Alberto abandonó en Seattle, Washington. De allí, él se trasladó a California del Sur.

Cuentos contradictorios, diplomas falsificados
Muchos puntos de su historia no concuerdan con los testimonios de sus amigos y conocidos. Alberto dice que se quedaba en un YMCA (hostal cristiano) mientras rescataba a su hermana María de un convento en Londres en setiembre 1967. El Rev. Delmar Spurling de la iglesia de Dios de Profecia en Londres dice que Alberto sí visitó a Londres durante ese tiempo. Pero, su hermana no se llama María, ella no vivía en un convento y no era monja. Más bien, ella trabajaba para una familia británica como ama de casa. Alberto pasó ese tiempo en la casa de miembros de la Iglesia de Dios de Profecía en Londres. Todo su cuento dramático del rescate de su hermana parece haber sido una ficción.

Alberto jactaba de poseer varios diplomas avanzadas incluyendo un N.D., una D.D., una Th.D., y una Ph.D. Con un amigo de Las Palmas, España, Alberto asistió bravamente al Seminario Bíblico Latinoamericano en Costa Rica pero no se graduó. Ese amigo, Rev. Plutarco Bonilla, (un líder respetado en centro América) dice que Alberto nunca terminó su secundaria en España y estaba en el programa del seminario para los no-graduados del colegio. El seminario escribió en una carta que tuvieron que expulsarle a Alberto por sus “mentiras continuas y rechazo de autoridad en el Seminario.”
Cuando el Rev. Wishart de la Primera Iglesia Bautista de San Fernando, California le presionó a explicar como él consiguió sus varios diplomas, Alberto confesó que los había recibido de un falsificador en Colorado. Eso terminó su relación con Rev. Wishart.
¿Sacerdote Celibato en los 1960?
Un Rev. Bonilla reporte que Alberto trabajaba con la Iglesia Metodista en los fines de los 1950. En ese tiempo Alberto convivía con una mujer pero no eran casados. En un formulario de empleo, Alberto pretendió haberse casado con Carmen Lydia Torres en 25 de noviembre del 1963. Su hijo Juan nació en Hoboken, Nuevo Jersey en setiembre 1964 donde Alberto trabajaba con la Iglesia Reformada Cristiana de esa ciudad. El supervisor de esa denominación, el Rev. Edison Lewis testificó que Alberto abusaba físicamente a Carmen Lydia y a Juan durante ese tiempo.

Después de escribir cheques falsos, Alberto y Carmen Lydia escaparon de Hoboken a El Paso, Texas. En julio 1965 su hijito Juan murió de causas desconocidas en El Paso. Alberto fue a Puerto Rico, después volvió a los Estados Unidos con un hijo nuevo, también llamado Alberto. Carmen Lydia volvió a unirse con Alberto unos meses después. No se sabe a ciencia cierta que pasó con su hijo. La pareja no tenía el niño cuando llegaron a Florida en 1969. Su amigo Rev. Daniel Abrego dice que Alberto abandonó a su hijo Alberto en una institución de beneficencia pública en Tennessee.

En Florida en 1969 Alberto y Carmen Lydia tuvieron otro hijo, Luis Marx. Sus anfitriones en Florida reportaron que Luis Marx fue maltratado por sus padres. No se sabe nada del bebe Luis Marx después de 1969. Cuando Alberto y Carmen Lydia huyeron de Florida a Seattle con el auto y tarjeta de crédito robados, ya no más tenían su bebe. Después de salir de Seattle, Alberto no tenía a Carmen Lydia consigo tampoco. En 1977 Alberto se casó con Nury Furias, una mujer de La Republica Dominicana. No se sabe si Alberto realmente era casado con Carmen Lydia ni si le divorció de ella. Todo esto es muy dañino para el testimonio de un hombre supuestamente era un sacerdote celibato durante esos años.

Alberto decía que él vivía continuamente escapando de asesinos jesuitas. Sin embargo, él tenía su oficina propia en las oficinas del ministerio de Jack T. Chick. Alberto era el dueño de un grifo de combustible y un mini-mercado de comida en el norte de California. También, poseía de varias propiedades no desarrolladas. Vivía por años en Ontario, California. No sería difícil encontrarlo, si un asesino realimente deseaba eliminarlo.

¿Sacerdote o estafador?
En 1973 un individuo en California escribió una carta a la archidiócesis en Maldrid-Alcala, averiguando si Rivera realmente había sido sacerdote. La oficina de obispo respondió que Alberto Rivera nunca había sido sacerdote. Alberto pretendía haber sido un obispo. El Rev. Wishart de la Primera Iglesia Bautista de San Fernando, California le confrontó a Alberto en cuanto a esta declaración. Alberto le confesó que él nunca había sido un obispo pero él usaba el titulo para prestigio.

Alberto fundó su propia iglesia independiente, La Iglesia Bautista Hispana de Oxnard, California. El insistió que su iglesia le llama “obispo.” (La mayoría de las iglesias de la tradición bautista no usan el titulo de obispo.)

Dr. Bartholomew F. Brewer, era un sacerdote católico quien se convirtió a la fe evangélica y fundó Misión Internacional a los Católicos en San Diego, California. Este exsacerdote Católico legítimo reporta que Alberto Rivera quería trabajar con su misión. Después de entrevistarle, Dr. Brewer decidió no permitirle ser parte de su ministerio. Al contrario, Dr. Brewer determinó que Alberto no conocía muy bien la teología católica y nunca podía haber sido un sacerdote y menos un obispo. Es fue la evaluación de un sacerdote auténtico.

Alberto Rivera murió en 1997 de cáncer del colon. Su viuda Nuzy de Rivera continuaba su ministerio.

¿Quién era el verdadero Alberto Rivera?
Toda la evidencia de las investigaciones de periodistas, de registros públicos, de entrevistas con pastores y amigos conocidos, y de los records policiales contradice la historias publicada en las revistas Chick. Alberto Magno Romero Rivera (19 setiembre 1935 – 20 junio 1997) no fue un sacerdote católico doctorado y agente secreto de los jesuitas. Alberto Rivera fue un español quien no terminó su secundaria, fue expulsado de un seminario evangélico por mentir, convivía con su enamorada y abandonó a sus dos hijos. Alberto Rivera fue un mentiroso habitual y estafador insubstancial. Descubrió la vulnerabilidad de muchas iglesias y explotaba su generosidad y su ingenuidad. Lo sigue haciendo.

Hay muchos Albertos Riveras en las franjas del mundo cristiano. Ellos andan de pueblo en pueblo, iglesia en iglesia explotando a los que creen sus mentiras. Cristo mismo nos advirtió de lobos rapaces en pieles de ovejas. (Mateo 7:15-20) Hasta hoy existen otros predicadores parecidos a Alberto con “testimonios” sensacionalistas que usan para ganar plata. Saben que pocos cristianos van a tomar el tiempo de investigar a fondo sus reclamos.

Mercado religioso
Alberto Rivera hubiera sido un charlatán religioso insignificante y obscuro si no se hubiera encontrado con Jack T. Chick. Chick publicó su historia para todo el mundo religioso. Parece que encontró un buen mercado para sus cuentos en el mundo latino.

Jack Chick y Alberto Rivera insistieron que toda la crítica fue una gran conspiración jesuita en su contra. Pero, los jesuitas no controlan a las compañías de tarjetas de crédito. Los jesuitas no controlan los registros policiales. Los jesuitas no controlan los testimonios de pastores protestantes Bautistas, Metodistas y Pentecostales en más que cuatro países. Sobre todo, los jesuitas no controlan la historia.
¿Pero, por qué un ministerio cristiano publicaría información tan obviamente falsa?

Quizás el Sr. Chick realmente cree que su sensacionalismo es la obra de Dios. Quizás lo obvio a otros no le es tan obvio a mismo Sr. Chick. Pero, también, el sensacionalismo paga bien. Jack T. Chick ha vendido cientos de millones de copias de sus folletos, libros y revistas. Aunque no sean verídicas, sus cuentos de Alberto les han ganado mucho dinero a eso dos hombres. No es de sorprendernos que haya estafadores quienes venden fantasías religiosos. Pero, si es lamentable que hay tantos cristianos dispuestos a comprar esas fantasías.

La reacción evangélica norteamericana
Los ministerios de Jack Chick y Alberto Rivera fueron denunciados públicamente en los Estados Unidos más que treinta años atrás. Hoy en día la comunidad evangélica norteamericana tiene vergüenza de las publicaciones de Jack Chick. Ninguna denominación protestante, evangélica o pentecostés norteamericana aprueba los escritos de Chick y Rivera. Ningún líder evangélico nacional en los Estados Unidos aceptaría las declaraciones de Chick. Ningún predicador de renombre en Norte América jamás predicaría las fantasías de Chick y Rivera como verdades. En la cultura popular, personas quienes creen en estas materias de Chick son vistos iguales como las personas quienes creen en los ovnis y los extraterrestres. Es excentricismo de los peores. Esta materia es el equivalente de las cuentas de hadas. Jack Chick representa la corriente más extremo y mórbido de la religión en Norte América.

Desgraciadamente, lo que es marginal y absurdo en su país de origen es considerado como historia legítima en el Perú. ¿Por qué tantos pastores peruanos toman en serio algo que fue expuesto como fraude y rechazado por los evangélicos estadounidenses ya tres décadas atrás? Al creer y predicar estas materias, las iglesias peruanas están afiliándose con algunos de los peores elementos del fanatismo extranjero.

Referencias.
“Booksellers’ Group May Expel Chick,” Christianity Today, October 23, 1981, 62.

Gary Metz, “Jack Chick’s Anti-Catholic Alberto Comic Book Is Exposed as a Fraud,” Christianity Today, March 13, 1981.

Gary Metz, “Alberto Rivera’s False Anti-Catholic Story,” Cornerstone (www.cornerstonemag.com/pages/show_page.asp?228).

Brian Onken, “Alberto: The Truth about His Story,” Forward, February 25, 1983.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

3. Las dos babilonias

Como protestantes, no estamos de acuerdo con muchas doctrinas y prácticas de la Iglesia Católica Romana. También, reconocemos los errores verdaderos de la Iglesia Católica a lo largo de su historia. Estos argumentos deben realizarse en honestidad y amor.

La primera regla del debate es “representar correctamente la posición de tu oponente.” Solo cuando entiendes debidamente las creencias y practicas del otro lado, puedes refutarlas adecuadamente. Es una falta grave exagerar y falsificar la posición de nuestros oponentes. No ayudamos a nadie al atacarles por cosas que no creen y acusarles por crímenes que no han cometido. La verdad no se avanza por la mentira.

La próxima regla del debate es “siempre usar fuentes confiables.” Esto garantiza que no distorsionemos la verdad. Nuestros enemigos mismos deben decir que hemos representado bien su posición. Nuestra información debe ser irrefutable. Debe provenir de verdaderos expertos en su campo, de personas quienes saben claramente de lo que hablan. Si un hombre es el único en el mundo saber algo en la historia, su ciencia probablemente está en error. La verdad se encuentra en el centro no en la ribera. No es aceptable sacar nuestros datos de personas deshonestas. No es aceptable usar una fuente excéntrica que contradice el consenso de estudiosos serios.

Muchas teorías de conspiración aquí en las iglesias evangélicas en el Perú tienen sus raíces en las publicaciones de Jack Chick. Aparte de las revistas de “Padre Alberto,” Chick imprime varios folletos, y libros al estilo cómico. En estos, Chick elabora cuentos fantásticos de la historia. Aquí aprendemos que el justo Set, hijo de Noe, mató a maligno Rey Nimrod. Su malvada esposa (¡y madre de Nimrod!) Semíramis dio a luz a Tumuz y así inauguró la idolatría mundial. Todas las diosas y dioses de la historia tienen sus raíces en esta antigua religión babilónica. Por supuesto, la Iglesia Católica Romana es la misma religión babilónica. La Virgen María es Semíramis y el infante Jesús es Tamuz. Navidad es una celebración pagana antigua. Muchas otras tradiciones cristianas son “babilónicas”

Ya hemos visto que estos cuentos no concuerdan con la historia real. ¿Pero, de dónde sacó Jack Chick sus teorías fantasmagóricas? Aunque cita varios libros de referencia, su texto principal es el libro “Las dos Babilonias” escrito por un pastor escocés llamado Alexander Hislop en el siglo diecinueve. Este libro es considerado ser el origen principal de esta narración única de la historia antigua.
Alexander Hislop y “Las dos Babilonias”

El pastor Alexander Hislop (nació 1807– murió 1865) fue un ministro en la Iglesia Libre de Escocia. En 1853 él publicó un folleto anónimo que luego expandió al libro “Las dos Babilonias: adoración papal revelado a ser la adoración de Nimrod y su esposa” publicado en 1853. Allí se elaboró por la primera vez su teoría de la formación original de la gran religión de Babilonia y su influencia en el cristianismo.
Las teorías del libro no son aceptados hoy en día por los historiadores de la antigüedad ni por los historiadores del cristianismo. Ninguna universidad en el mundo ensenaría sus ideas de Hilsop. Ningún seminario cristiano enseña las declaraciones de Hislop. Sus ideas viven en las margines no en el centro. Sus cuentos son populares con unas sectas como los Testigos de Jehová y algunos grupos aislados de cristianos fundamentalistas. Probablemente, sus ideas serían desconocidas en América Latina si no fuera por las publicaciones Chick y otro libro “Babilonia: Religión misteriosa” por Ralph Woodrow.
Ralph Woodrow y “Babilonia: Religión misteriosa”

Ralph Woodrow es un evangelista norteamericano quien leyó “Las dos babilonias” cuando era un joven cristiano en los 1960. En 1966 Woodrow escribió su propio libro “Babilonia: Religión misteriosa” como una adaptación moderna del libro antiguo de Alexander Hislop. Su libro de Woodrow fue más fácil leer y fue traducida a varios idiomas. Llegó a ser muy popular en América Latina. En el Perú muchos pastores evangélicos han leído “Babilonia: Religión misteriosa” y lo toman como una historia seria. La traducción al castellano goza de buenas ventas hasta hoy. La semana pasada había cinco ejemplares de “Babilonia: Religión misteriosa” en venta en la librería cristiana principal de Huánuco. Sigue en su influencia.

Muchos evangélicos peruanos parecen no saber que Ralph Woodrow ha renunciado su propio libro públicamente. Después de examinar la historia verdadera del cristianismo, Woodrow concluyó que su maestro Alexander Hislop fue sumamente equivocado. Hoy, Ralph Woodrow ha prohibido la venta su propio libro en ingles. “Babilonia: Religión misteriosa” ya no más se publica en ingles. (El autor parece no tener control de la publicación en otros idiomas.)

En su lugar, Woodrow escribió otro libro llamado “¿La conexión de Babilonia?”, en el cual el cuestiona los errores históricos de los que conectan costumbres modernas con supuestos orígenes babilonios. Lo fascinante de Ralph Woodrow es que él fue dispuesto examinar y corregir sus propios escritos cuando se maduró más en su conocimiento.

Una Renuncia publica
En el año 2000 Ralph Woodrow escribió el siguiente artículo en “The Christian Research Journal,” – “la Revista de la Investigación Cristiana” (Volumen 22, numero 2). Esta revista es la portavoz del “Instituto Cristiano de Investigación” un respetado ministerio de apologética en los Estados Unidos. Esta organización produce el programa radial nacional “The Bible Answer Man,” -“El hombre de las respuestas bíblicas,” cuyo anfitrión Hank Hannegraff ha escrito varios tomos defendiendo la fe cristiana como el libro “Cristianismo en Crisis.”

Aquí Ralph Woodrow testificó públicamente de como él escribió “Babilonia: Religión misteriosa” y como llegó a ver las equivocaciones de este obra. Los lectores deben consultar el original en ingles para más detalles. (www.equip.org, Article ID: DC187 Ralph Woodrow, The Two Babylons ) Lo que sigue es una traducción parcial del artículo de inglés original.

“Las dos babilonias por Ralph Woodroow.
“En mi experiencia cristiana temprana, me vino a las manos cierta literatura que decía que una cantidad enorme de paganismo se había mesclado con el cristianismo. Mientras la Iglesia Católica Romana fue el blanco principal de esa critica, parecía que las costumbres y creencias con paralelos paganos también habían contaminado otras iglesias. Mucho de lo que encontraba fue basado en un libro llamado “Las dos babilonias” por Alexander Hilsop (1807-1862).

“Las dos babilonias” ha impactado el pensar de muchas personas, desde los miembros de sectas radicales (como los Testigos de Jehová) hasta los cristianos dedicados quienes desean un mover de Dios pero están preocupados de cualquier cosa que apagaría su Espíritu. Su proposición básica del libro es que la religión pagana de antigua Babilonia ha seguido hasta nuestro día disfrazada como la Iglesia Católica Romana, profetizada en el libro de apocalipsis como “la gran Babilonia misteriosa” (Así, el idea de dos babilonias, uno antiguo y el otro moderno.) Debido a que este libro es detallado y tiene muchas notas y referencias, yo asumía, como muchos otros, que el libro fue verídico. Nosotros citábamos a “Hilsop” como una autoridad en el paganismo igual como se citaría el diccionario para definiciones de palabras.

Como un joven evangelista, yo comenzaba a predicar en cuanto a la mezcla del paganismo con el cristianismo. Eventualmente escribí un libro titulado “Babilonia: Religión Misteriosa” (Asociación Evangelista de Ralph Woodrow, 1966). En tiempo mi libro llegó a ser muy popular; fue imprimido varios veces y fue traducido al coreano, alemán, Español, portugués y varios otros idiomas. Cientos de personas citaban mi libro. Algunos me consideraban un experto en el tema de “la mezcla pagana.” Aun el conocido escritor católico Karl Keating dijo, “El proponente más conocido es Ralph Woodrow, autor de “Babilonia Religión misteriosa.”

Muchos preferían mi libro en vez de “Las dos babilonias” porque mi libro fue más fácil de leer y entender. A veces se confundían los dos libros. ¡Hasta, una vez tuve la experiencia de ser saludado como “Reverendo Hislop”!

A pasar el tiempo, sin embargo, yo comenzaba a escuchar murmuraciones de que Hilsop no fue un historiador confiable. Escuché esto de un profesor de historia y en cartas de personas quienes oyeron este perspectivo expresado en el programa radial “El hombre de respuestas bíblicas.” Aun La Iglesia de Dios Mundial [una secta] comenzó a considerar el tema de nuevo. Como consecuencia, me di cuenta que yo necesitaba volver a examinar su libro de Hislop, mi fuente básico, y con oración evaluarlo.
Al hacer esto, me llegó a ser claro: su “historia” de Hislop solo fue amontonar arbitrariamente mitos antiguos. Él decía que Nimrod fue un hombre moreno, grande, feo y deformado. Su esposa, Semíramis, fue una hermosa mujer blanca, rubia con ojos azules. Ella fue una reprobada conocida por su vida inmoral. Ella inventó el canto soprano y originó el sacerdocio celibato. El decía que los babilonios bautizaban en el agua, porque creían que Nimrod y Semíramis sufrieron por ellos en el agua. Dijo que su hijo de Noé, Sem mató a Nimrod, que Semíramis fue matada cuando uno de sus hijos le decapitó y cosas así. Me di cuenta que ningún libro reconocido de historia concordaba con esto y muchos otras declaraciones de Hilsop.

El subtitulo de su libro de Hislop es “La adoración papal comprobada ser la adoración de Nimrod y su esposa.” Sin embargo, cuando yo consultaba las obras de referencia como La Enciclopedia Británica, la Enciclopedia Americana, la Enciclopedia Judea, La Enciclopedia Católica, la Enciclopedia WorldBook, cuidadosamente leyendo sus artículos de “Nimrod” y “Semíramis,” ni uno dijo nada de que Nimrod y Semíramis eran esposos. Ellos ni siquiera vivían en el mismo siglo. No ha ningún fundamento para decir que Semíramis era la madre de Tamuz. Me di cuenta, esto ideas eran todos inventos de Hilsop.
Yo vi que un argumento más directo y más valido contra los errores de la Iglesia Católica Romana (o cualquier otro grupo) es la Biblia misma, no la mitología antigua. Por ejemplo, la Biblia habla del ministro como “el marido de una sola esposa” y dice que prohibir casarse es una doctrina de demonios (1 Timoteo 3:2; 4:3). Esto provea un argumento más fuerte contra el sacerdocio celibato que intentar mostrar que los sacerdotes antiguos de Semíramis se castraban.

Mientras intentaba condenar el paganismo del Catolicismo romano, Hislop producía sus propios mitos. Al hacer así, él teorizaba que Nimrod, Adonis, Apolo, Ates, Baal-zebub, Baches, Cupido, Dagon, Hércules, Janeas, Linos, Lucifer, Marte, Merodach, Mirtha, Moloch, Narcisos, Oannes, Odín, Orión, Osiris, Pluto, Saturno, Titean, Typhon, Volcán, Wodan, y Zoroastro todos eran la misma persona. Al mezclar los mitos, Hislop suponía que Semíramis era la esposa de Nimrod y que ella era la misma como Afrodita, Artemia, Astarte, Aurora, Bellona, Ceres, Diana, Ester, Irene, Iris, Juno, Milita, Proserpina, Rea, Venus y Vesta.
Toma suficientes nombres, suficientes historias y suficientes siglos, traduzca de un idioma al otro, y un escritor perezoso del futuro podría comunicar todo tipo de falsa información. Gerald Ford, un presidente americano, podría ser confundido con Henry Ford, el fabricante de automóviles. Abraham Lincoln [presidente de los EE.UU. en los 1860] podría ser equivocado como el inventor de automóviles, la prueba siendo que muchos autos tuvieron el nombre “Lincoln.” [Lincoln es un modelo de auto]

El nombre paterno de la esposa de Billy Graham es “Bell.” A veces ella usa el apellido Ruth Graham Bell. El inventor del teléfono fue Alexander Graham Bell. Al confundir los nombres, alguien en el futuro podría decir que Billy Graham fue el inventor del teléfono, o que el inventó las galletas Graham. [galletas dulces americanos] De hecho, el inventor de las galletas Graham fue Sylvester Graham. De nuevo, hay cosas en común. Los dos hombres tienen el apellido Graham. Los dos eran ministros. Pero las diferencias son importantes. Sylvester era un Presbiteriano y Billy es un Bautista. Los dos eran de diferentes generaciones. [Sylvester Graham vivió en los 1800. Billy Graham nació en 1918 y vive aun]
Enfatizar las cosas en común mientras se ignora las diferencias es una práctica mala. Los ateos han usado este método por mucho tiempo en un esfuerzo descreditar al cristianismo por completo. Ellos dan ejemplos de paganos quienes tuvieron creencias de diluvios, de salvadores matados y resucitados, de madres vírgenes, de asunciones celestiales y de libros sagrados y cosas similares.
Como cristianos no rechazamos la oración solo porque los paganos oran a sus dioses. No rechazamos el bautismo en agua solo porque algunas tribus antiguas se metieron en el agua como un rito religioso. No rechazamos la Biblia solo porque los paganos creen que sus escritos son sagrados también.

La Biblia menciona cosas como rodearse en la oración, lavar las manos, quitar los zapatos en la tierra santa, montes santos, lugares santos como el templo, las columnas del templo, el ofrecer sacrificios sin mancha, una arca sagrada, ciudades de refugio, agua de la roca, leyes escritas en piedra, fuego en la cabeza de una persona, caballos de fuego, y ofrecer las primicias. Sin embargo, en un tiempo u otro, cosas parecidas eran conocidos entre los paganos. ¿Acaso, esto hace a la Biblia pagana? ¡Por supuesto que no! Me di cuenta que citar una semejanza no constituye una prueba de relación. Tiene que haber una conexión legítima.

Debido a que Hislop escribió en los 1800, los libros que él cita son muy viejos. Hice un esfuerzo considerable a encontrar esos libros viejos y chequear sus referencias de Hislop; libros como Nineveh y sus ruinas de Layard, Cyclopedia de Literatura por Kitto, Los Egipcios Antiguos por Wilkinson y las ediciones antiguas de Pausanias, Pliny, Tacitus, Herodotus y muchos más. Cuando revisé sus notas y referencias, descubrí que muchas veces no sostenía sus reclamos.

Hislop enseño que Tamuz (quien él dijo fue Nimrod) nació en el 25 de diciembre y que esto es el origen de la fecha de Navidad. Sin embargo, su tal-llamado prueba de esto es tomado fuera de contexto. Dice que Isis y sus hijo infante Horus son versiones egipcias de Semíramis y su hijo Tamuz. Después, él cita una referencia de que el hijo de Isis nació “cerca del tiempo de la solsticio del invierno.” Pero, cuando realmente investigamos la referencia que él usa para este dato (Los Antiguos Egipcios de Wilkinson, vol. 4, p. 405) el hijo de Isis quien nació “cerca del tiempo del solsticio de invierno” no fue Horus, su hijo mayor, sino Harpocrates. Esta referencia también explica que su nacimiento fue prematuro, causándole ser cojo, y que los egipcios celebraban la fiesta del parto de su madre en la primavera. Tomado en contexto correcto, esto no tiene nada que ver con una celebración en diciembre ni con la Navidad tal como los conocemos hoy en día.

Por estos, y muchos otros motivos, yo prohibí la impresión de mi propio libro, “Babilonia, religión misteriosa” a pesar de su popularidad. No lo hice porque yo fui amenazado no perseguido en ninguna manera. Lo hice por convicción de la verdad no por acceder. Aunque mi libro original sí contenía un poco de información valida, yo no podía en buena conciencia continuar publicar un libro contra la mezcla pagana cuando yo sabía que mi libro mismo contenía una mezcla de información falsa en cuanto a orígenes babilónicas.

Desde entonces, he remplazado ese libro con “The Babylon Connection?” –“¿La conexión de Babilonia?” Es un libro de 128 páginas con 60 ilustraciones y 400 referencias. Es una petición a todos mis hermanos en Cristo quienes sienten que es importante encontrar orígenes babilónicas de nuestras costumbres y creencias modernas. Mi consejo, basado en mi propia experiencia es movernos con cuidado en esta área no sea que enfatizamos cosas insignificantes. Si hay cosas en nuestras vidas o iglesias que son verdaderamente paganas o desagradan al Señor, entonces deben ser corregidos, por supuesto.
Pero, en nuestro esfuerzo de aclarar la confusión de Babilonia, guardémonos de no crear una nueva Babilonia (“confusión”) de nuestras propias manos.” por Ralph Woodrow

Posted in Uncategorized | Leave a comment

4. Conclusiones

Ralph Woodrow es un ejemplo  admirable de la honestidad intelectual. En su juventud, el creía que el libro de Hilsop hablaba la verdad.  Como dicen en España, “Nadie nace sabiendo.” Woodrow  fue influenciado por las personas que él respetaba y no tenía la preparación ni el entrenamiento necesario de cuestionar sus ideas.  En su celo, él predicó y escribió lo que honestamente creía  ser la verdad.

Mas luego, cuando fue confrontado con criticas serias, Ralph Woodrow tomó el tiempo de investigar el tema con fuente confiables.  Concluyó lo que toda persona honesta concluiría, las teorías de Hilsop son falsedades.  Después, Woodrow no solamente cambió su predica, el dejó de vender un libro que le ganaba mucha plata. El prefirió perder dinero en vez de propagar una mentira.   Además, el públicamente renuncio sus escritos anteriores y hasta escribió un libro para corregirlos.

Este mismo proceso necesita suceder a gran escala en la iglesia del Perú y en mucho de América Latina.

La celebración de la Navidad en si, es un asunto de menor importancia.  Nadie va a ir a infierno por celebrar o no celebrar este feriado. Pero, el rechazo de la Navidad y la aceptación de teorías de conspiración  son síntomas de algo peor en las iglesias evangélicas. Existe un cierto tipo de ambiente donde estos males pueden prosperar.   ¿Qué nos hace tan susceptibles al sensacionalismo y sus errores?

Lideres de denominaciones, pastores, ministros, y cristianos deben preguntarse  como tratar con la raíz de estos problemas.  En conclusión, ofrezco unas recomendaciones.

  1. Miedo no es uno de los frutos del Espíritu.  Sin embargo, miedo es la emoción más fácil de manipular.  Las sectas, religiones falsas, líderes políticos radicales, y estafadores frecuentemente manipulan los  temores de sus oyentes con amenazas exageradas.  La predicación irresponsable también puede crear un ambiente de temor continuo en el pueblo de Dios. Esto puede producir una especie de paranoia.  No es saludable espiritualmente ni emocionalmente para nadie.

Dios no nos ha dado espíritu de cobardía, sino de amor, poder y de dominio propio.”

  1. Existe una fuerte tendencia separatista en las iglesias evangélicas. Nos gustaría pensar que somos celosos por la santidad. En realidad somos incapaces de conllevarnos con otros y muy inseguros de nosotros mismos. ¿Por qué tantas iglesias tratan de definirse por sus diferencias con otras congregaciones? “Somos más puros que ustedes porque no celebramos Navidad, etc.” ¿Por qué continuamente buscamos motivo de separarnos?

Hermanos, este camino de la separación puede llegar a un extremo. Eventualmente, él que sigue separándose de las otras iglesias va a descubrir que ya no más es parte de la Iglesia.  Hoy rechazan la Navidad. Puede ser que en 20 años la misma lógica les lleva a rechazar la Trinidad.

Aislados y encerrados en su propia comunidad, sin relaciones estrechas con la Iglesia global e histórica, es muy posible que denominaciones enteras se desvíen de la verdad.  La superioridad espiritual, la separación y la reclusión ya están llevando muchas congregaciones por ese camino.  La ortodoxia continua requiere comunión activa con todo el cuerpo de Cristo.

No es posible aislarnos totalmente de las influencias de afuera. O seremos voluntariamente influenciados por lo mejor de las voces extranjeras o seremos ciegamente persuadidos por lo peor de afuera. Si no cultivamos la madurez y el discernimiento, continuaremos siendo soplado por todo viento de doctrina como olas del mar.

Los lideres de denominaciones e iglesias no han cultivado las virtudes intelectuales. En el siglo 20, los evangélicos en América Latina han enfatizado el evangelismo casi a la exclusión de los otros aspectos de ministerio.  La obra pastoral tiene muchas facetas como la consejería, el discipulado, la oración, la adoración y el estudio y enseñanza. Este último aspecto intelectual ha sido muy desatendido en nuestras iglesias.  El que no lee será engañado. Es una realidad.

Pocos pastores y menos predicadores leen regularmente.  Aun su estudio bíblico tiende de ser superficial.  Nuestros ministros carecen severamente de preparación teológica, aun de conocimiento básico de las Escrituras, y en educación general. Sin una buena base intelectual les es difícil tener perspectivo en las muchas corrientes que desafían sus rebaños.

Esto no es totalmente la culpa del pastor. La mayoría de los pastores aquí no han sido entrenados estudiar. Si aprenden algo, es por esfuerzo propio. Raramente es porque su organización les ha entrenado y equipado. Muchas iglesias demandan actividad continua pero no le dan al pastor el tiempo, los recursos ni el entrenamiento de estudiar.

Hay excepciones notables, gracias a Dios. Algunas denominaciones tienen buenos institutos bíblicos y excelentes programas de educación a distancia.  Pero no son la mayoría en el Perú. Hay una extraña cultura anti-intelectual entre muchos evangélicos. “La mucha letra mata” dicen, y creen que están interpretando bien la Biblia al decirlo.  Este oscurantismo tiene que corregirse. Ignorancia tampoco es fruto del Espíritu. Pero ignorancia voluntaria es una puerta abierta al engaño y la confusión.

Históricamente, en muchos países el pastor protestante era considerado entre los hombres más educados del pueblo. El pastor evangélico no tiene la reputación de ser el hombre mas educado en el pueblo.  Desafortunadamente, la mayoría de los ministros en el Perú no han sido preparados formalmente, tienen que trabajar secularmente y son demasiado ocupados para estudiar.

Miembros de iglesias y líderes de denominaciones tienen que cambiar esta situación.  Toda congregación debe hacer posible (y demandar) la educación continua de su pastor. Toda denominación debe garantizar que todos sus obreros reciban la preparación académica y práctica antes de enviarles a la obra. La costumbre de enviar personas jóvenes y no entrenadas tiene que pararse. Nos está dañando seriamente el tener neófitos guiando nuestras iglesias.

Finalmente, los pastores son productos de sus iglesias. Las iglesias tienen que levantar una nueva generación de líderes cristianos.  No lo podremos hacer mientras nuestros hijos pierden sus mentes y almas en los colegios públicos.  El sistema de educación pública estatal ha fallado académicamente y espiritualmente.

Es tiempo que las iglesias evangélicas toman en serio la educación de sus propios hijos.  En la ciudad de Huánuco hay cientos de iglesias evangélicas pero solo existen tres pequeños colegios cristianos. Debe haber docenas de colegios cristianos en toda ciudad del Perú y deben ser los mejores colegios en el país, académicamente, moralmente y espiritualmente. El hacerlo va a requerir la cooperación y esfuerzo de muchos cristianos e iglesias.  Pero cuando vemos el fruto, valdrá la pena.

Estos son unas pautas iniciales para nuestra consideración.  Por muchos años hemos enfocado en crecer en tamaño. Ahora es tiempo enfocarnos en crecer en profundidad.

Que el Señor Jesucristo nos ayude crecer en su gracia.

Bendiciones

Posted in Uncategorized | Leave a comment